Beneficios de los paneles solares

¿Puede la energía solar acabar con la pobreza?

Dentro de tres décadas, a la mitad del siglo XXI, el mundo va a utilizar 50 por ciento más de energía de que hoy consume.

El aumento de la demanda mundial es actualmente un gran problema, pues la mayor parte proviene de los hidrocarburos, que contribuyen al efecto invernadero y aceleran el cambio climático.

Al mismo tiempo, en los países más pobres del mundo, más de mil millones de personas viven sin acceso a este servicio básico.

Cambio urgente

Una de las soluciones más efectivas para ambos problemas es cambiar las fuentes principales de energía por otras, más accesibles, confiables y que no contaminen.

Solo así los países de bajos y medianos ingresos podrán desarrollar sus economías y sacar de la pobreza al sector más vulnerable de su población, ya que la energía es indispensable para incrementar el cultivo de alimentos, administrar escuelas, hospitales y negocios, además de que es una necesidad básica que debe satisfacerse en todos hogares.

Costos a la baja

Afortunadamente, en los últimos años, el costo de las células solares fotovoltaicas se ha reducido a una décima parte de su costo anterior.

Dubai anunció recientemente la construcción de una planta de energía solar que producirá electricidad a un precio inferior a los 0.06 centavos de dólar por kilovatio-hora.

Expertos y ambientalistas señalan que esta inversión de Dubai es un presagio más sobre el futuro de este tipo de energías que irá desplazando a los combustibles fósiles convencionales.

Nigeria, Australia y la India también han anunciado nuevos proyectos centrados en la energía solar.

Actualmente en muchas regiones del mundo el kilovatio-hora cuesta alrededor de seis centavos de dólar, pero se espera que para el 2050 el costo haya caído hasta dos o tres centavos.

El sol contra la pobreza

Líderes mundiales y defensores del ambiente han enfatizado en reiteradas ocasiones que nade debe subestimar el tremendo potencial del sol y del viento para construir riqueza y luchar contra la pobreza.

Una realidad es que, a medida que los costos de la energía solar sigan cayendo, los países localizados en las zonas del mundo con más días de sol –en su mayoría los subdesarrollados- podrían desarrollar nuevos modelos de negocio con energías limpias.

Energía al alcance

Una gran ventaja adicional es que las instalaciones solares se pueden construir en unos cuantos meses, por lo que es posible que cada país se adapte a su demanda de energía de forma rápida y económica e, incluso, puedan exportar energía al resto del mundo.

En nuestro país son cada vez más las personas e instituciones públicas o privadas que están volteando a ver la mirada al uso de la energía solar ante los grandes ahorros que les representa.

Demanda en ascenso

De hecho, proveedores reconocidos y experimentados como Galt Energy ofrecen una variedad de planes de compra o renta para negocios o personas físicas, adaptándose a sus necesidades y capacidades financiera.

Recurrir al uso de energía solar contribuye es poner un granito de arena en la defensa del medio ambiente y mayor salud para las generaciones futuras.

 

{{cta('ec777649-c812-411a-bd22-ed8514319f70')}}