Blog

Los paneles solares en invierno

 

Combatiendo el mito

Hay quienes piensan que no conviene instalar paneles solares en invierno porque hay más días nublados. Sin embargo, ¿te acuerdas que tu mamá te advirtió de la resolana? Efectivamente aunque no veamos los rayos del sol, éste siempre está presente durante el día. Por lo tanto, aunque instales paneles solares en invierno, siempre están recibiendo sol, aunque no lo estés viendo.

Adicionalmente, el invierno puede favorecer a los paneles solares. Las temperaturas bajas de estos meses fríos favorecen la eficiencia de los paneles debido a que éstos empiezan a perder eficiencia a partir de los 25 grados centígrados (nota: cuando la temperatura del panel en sí llega a los 25 grados, no la temperatura ambiental). Además, cabe recalcar que en un día soleado el panel se encuentra entre 15 y 25 grados más caliente que la temperatura ambiental. Esto quiere decir que desde los 10 grados centígrados los paneles ya pueden empezar a perder eficiencia.

La importancia del coeficiente de temperatura

Pero como todos los productos, cada panel es afectado de manera distinta pues cada uno tiene un coeficiente de temperatura diferente. Este coeficiente indica el porcentaje de producción que se pierde con cada grado por encima de 25 grados que esté la celda (entre más bajo sea mejor). Por lo general las celdas solares tienen coeficiente de -0.45%/°C; esto quiere decir que a 40 grados, se vería una pérdida del 18%. También existen paneles con coeficientes de -0.40 que reducirían esa pérdida a 16.3%, haciéndolos más eficientes. Como consecuencia, éstos últimos son los que utilizamos aquí en Galt Energy.

Un caso real

AHORRO DE ENERGÍA EN INVIERNO

Esta gráfica ilustra la producción de los paneles durante una semana en el mes de febrero. Como se puede apreciar, casi todos los días la producción supera los 5 kW. Cabe recalcar, que a pesar que el sistema es de 7kW, el sistema nunca produce esta cantidad.

grafica invierno

AHORRO DE ENERGÍA EN VERANO

Esta gráfica representa la producción de los paneles durante una semana en el mes de julio. Podemos notar que en una semana buena, nunca se superan los 5 kW. Sin embargo, la producción total es mayor (sabemos eso porque las gráficas se ven más “gorditas”).

grafica verano

Habiendo dicho todo esto, podemos decir que aunque son menos horas de sol en invierno (un 30% menos en Monterrey), los paneles tendrán mayor potencia gracias a las temperaturas menores. En cambio en verano, aunque haya 20 a 25% más sol, los paneles van a perder alrededor de 15% de eficiencia en el medio día (en la mañana y en la tarde no hace tanto calor por lo que no los afecta tanto). Es por eso que en invierno se verán picos más altos en la producción pero durante menos tiempo y en verano se verán picos más bajos por el calentamiento pero durante más tiempo.

En conclusión, es cierto, los equipos solares sí producen más en verano (entre 10 a 20% más) pues aunque el calor afecta los paneles, ese calentamiento se compensa con los días más largos. Sin embargo, si lo que quieres es ahorrar energía en invierno, podemos notar que los sistemas como quiera producen energía en esta temporada, inclusive de manera más eficiente.

CTA_eBook_GuiaInvierno_730x210_3.jpg